Turó de la Rovira, mirador de Barcelona

Hoy nos alejamos de Asia para acompañaros a uno de los lugares mas mágicos de Barcelona.

Turó de la Rovira

El espacio patrimonial Turó de la Rovira, más conocido por los barceloneses como “Los búnkers del Carmelo” es un mirador en el que se conservan los restos de una batería antiaérea que durante la guerra Civil pretendía proteger la ciudad. De hecho, se le conoce como “el mirador de la ciudad”.

Anteriormente, con la zona abandonada y poco accesible al público, sirvió como lugar de instalación de infraestructuras como depósitos de agua o torres de comunicación.

Turó de la Rovira

Hasta el año 2011, este espacio era un lugar bastante dejado, aislado y difícil de acceder, pero el ayuntamiento decidió conservarlo y comenzar a reformarlo, tanto el mirador en sí como los barrios cercanos, para así mejorar la zona y añadirle el punto turístico que desde luego merece ser.
Se han añadido carteles por la zona para ubicarse y saber llegar, además de que se ha mejorado la seguridad, habiendo patrullas de policía a diario.

Desde este mirador podemos disfrutar de una vista 360ª de la ciudad de Barcelona de manera gratuita y en plena montaña (se encuentra a más de 260m de altura desde el nivel del mar).

Personalmente, creo que es uno de los mejores miradores de la ciudad si tenemos en cuenta que es gratuito y que desde él podemos ver toda Barcelona prácticamente desde el centro de la misma ciudad.

Para llegar al Turó de la Rovira tenemos varias opciones.
En autobús, las líneas 119 y V17 dejan a escasos metros del mirador (tan sólo tenemos que subir un camino muy corto).
En metro, lo más cercano es bajarse en la parada El Carmel (L5, azul) y desde ahí podemos ir andando (unos 15 minutos) o coger el autobús 119.

Aunque si te gusta pasear y te gusta la naturaleza, haz caso a este camino:
Metro hasta la parada Alfons X (L4, amarilla) y atravesamos el Parc de les Aigües. Llegamos hasta la Plaça de la Font Castellana y seguimos andando por Av. de la Mare de Déu de Montserrat hasta llegar a a la Plaça del Nen de la Rutlla.
Esta plaza es el inicio del Parc del Guinardó, una zona verde increíble en la que arriba de todo, encontraremos el Turó de la Rovira. Aconsejable comprar una botellita de agua antes de meternos en el parque. Hay varios supermercados y tiendas donde poder comprar bebidas y comida por si a medio camino nos pica el gusanillo.

Turó de la Rovira

Aquí dejo un mapa con mi itinerario para los más excursionistas.

mapaturo

Justo una calle antes de llegar al Parc de les Aigües hay unas escaleras mecánicas y ascensores urbanos que nos ahorrarán buena parte del camino si estamos cansados.

Turó de la Rovira

Este lugar es accesible gratuitamente a todas horas, ya que es un espacio natural público, así que casi siempre encontraremos gente, ya sean turistas que van por libre o en viajes organizados o gente de Barcelona que va a pasear por uno de los lugares más bonitos de la cuidad.

Por la mañana encontraremos a algunos turistas que mapa en mano, han conseguido llegar a la zona. Y también gente que sale a practicar deporte aprovechando las vistas y el aire puro que ofrece la montaña.

Turó de la Rovira

Turó de la Rovira

Por la tarde/noche encontraremos sobretodo a gente joven, ya sean turistas y gente de aquí que sube hasta el mirador a merendar, a tomar algo (si quieres tomar algo tendrás que traerlo tu, ya que no hay ninguna tienda ni bar cerca del mirador) o a echar un cigarrito.

Turó de la Rovira

Si no tienes prisa, puedes averiguar a que hora anochecerá para estar ahí y ver la puesta de sol, así podrás ver Barcelona de día y de noche en la misma visita. :).

Turó de la Rovira

También es un lugar recurrente en la grabación de videoclips, películas o cortometrajes.

Turó de la Rovira

Si quieres más información sobre el Turó de la Rovira, aquí tienes la web oficial.

Y en este álbum que he subido a Flickr tienes más fotos.

Espero que te haya gustado este post, si tienes alguna duda sobre cómo llegar o quieres que te acompañe y que sea tu guía hasta este mirador (¡vivo muy cerca y si el tiempo me lo permite, estaré encantado de hacerlo!) deja un comentario.

 

1 Response

  1. Hola!

    Justo fui el domingo pasado. Se me olvidó la botellita de agua, un poco más y me da un ataque. La verdad es que las vistas allí son impresionantes, pero a mi me gusta de noche. Con la torre Agbar iluminada, da gusto verlo.

    Ahora hay mucha gente, pero es normal, es un sitio especial. Aunque creo que los vecinos deben estar hasta las narices de tantas personas y cámaras de fotos.

    Saludos!
    Miriam

Deja un comentario